A todos nos ha pasado. Nos hacemos el propósito de ahorrar y terminamos metiéndonos en situaciones que nos ponen entre la espada y la pared especialmente en el caso del dinero. Sabiendo que a todos nos ha pasado alguna vez, aquí te damos 10 tips para manejar mejor tu dinero.

1. Apretarte el cinturón no tiene que ser literal. Lucir bien implica invertir cierta cantidad de dinero en tu imagen personal. Sin embargo, para verte como un ‘millón de dólares’ no tienes que gastar esa cantidad ni sentirte presionado para hacerlo. Usa tu dinero como mejor se acomode a tu estilo: el buen gusto está en ti.

2. El que parte y comparte. Ese incómodo momento en que un familiar o un amigo te piden dinero ¿Qué puedes hacer? Es obvio que la amistad y la familia acarrean ciertas responsabilidades, pero todo tiene un límite. Evalúa si ese dinero te causa problemas o no, así, podrás decidir qué cantidad de dinero puedes manejar para que a la larga no te cause problemas.

3. Regalos colectivos. Tus mejores amigos se van a casar, y además hay cumpleaños, bautizos y todo tipo de celebraciones… todos las tenemos y no hay forma de esquivarlos. Júntate con amigos para dar los regalos, además de que vas a poder obsequiar algo mejor, seguramente no te vas a gastar tanto dinero. Otra opción es regalar algo de acuerdo a tu presupuesto que sea más personal y una muestra de aprecio. Aquí aplica el típico consejo de mamá: El detalle es lo que cuenta.

4. Aguas con las compras forzadas. Tu tía se metió de promotora de una marca y siempre acabas comprando algo que no necesitas por compromiso. Hay que aprender a decir que no, es duro, pero hay que armarse de valor y enfrentar las situaciones, si no lo necesitas, ¡no lo compres!

5. Sobrevive al ‘yo invito’. Extrañamente, al escuchar un ‘yo pago’, automáticamente se activa algo dentro de nuestra cabeza nos obliga a decir “No gracias, ¡cómo crees!”. Quizás sea por educación, pero si alguien es generoso contigo, tómalo con calma y no te apresures a buscar tu tarjeta. Mejor solo agradece y que la próxima corra por tu cuenta.

6. Comparte gastos. Todo tranquilo, si aceptas solo sé muy claro sobre tus expectativas, presupuesto, las cosas que quieres hacer, y todo lo demás. Comparte solo si puedes hacerlo y si es conveniente para ti. No pasa nada, hay veces en que vas a poder gastar más, otras menos.

7. Nunca es tarde para una retirada estratégica. No tengas miedo a salirte de un negocio si ves que las cosas no levantan. A veces empezamos algo con los amigos sentimos el compromiso de quedarnos. Hay que ser claros con lo que queremos, así que si estás corto de dinero, se vale salirte del negocio, siempre y cuando hagas las cosas de forma clara y justa para todos.

piggo_hotbook_03

8. Esa no es tu bronca. Cuando de pronto te empiezan a preguntar cosas como cuánto te costó el coche o cuánto gastas en ropa, compras o el club, la cosa se puede poner un poco tensa. Antes de que reviente, hay que poner un alto. Es problema tuyo y de nadie más.

9. Dividir la cuenta. Para evitar que se vuelva complicado, desde el principio queda con que cada quien paga su consumo, de esa manera todo será más justo.

10. Hasta en los malos hay que tener clase. Nadie está exento de pasar una mala racha, y hay momentos en que no nos queda más que hacer ajustes y sacrificios. No tengas miedo y acepta que por este momento tu presupuesto esta limitado.

piggo nos ha regalado un código de $100 pesos para que actives tu cuenta ¡AHORA! Entra aquí piggo y úsalo.

piggo

 

Foto: http://blogs.uab.cat/gmartinez/2016/01/13/ventajas-de-comprar-lenceria-online/

Foto: http://blogs.uab.cat/gmartinez/2016/01/13/ventajas-de-comprar-lenceria-online/