KATMANDÚ, LA CIUDAD DE LOS SANTUARIOS

Katmandú se levanta, sonríe y con humildad divina nos abre las puertas a otro mundo.