La Tallera: nuevo propósito y nueva vida a la antigua casa de Siqueiros - LA TALLERA-1

El hogar y antiguo taller de uno de los muralistas mexicanos más importantes del siglo pasado, David Alfaro Siqueiros, se ha convertido en uno de los espacios más importantes para la difusión y promoción del arte en México.

La Tallera: nuevo propósito y nueva vida a la antigua casa de Siqueiros - la-tallera-2

Foto: Cortesía

Ubicado en Cuernavaca, La Tallera es ahora un museo donde se realizan exposiciones temporales, talleres, conferencias y otros eventos culturales. Además, cuenta con un programa de residencias en el cual artistas multidisciplinarios de cualquier parte del mundo tienen la oportunidad de vivir en el antiguo hogar del muralista, mientras realizan un proyecto especifico que involucre a la comunidad local, al mismo tiempo que se introducen en la escena del arte contemporáneo del país.

La mayor atracción de este espacio cultural, cuya remodelación en 2012 corrió a cargo de la reconocida arquitecta mexicana Frida Escobedo –la más joven en haber sido comisionada para participar en la última edición del Serpentine Pavillion de Londres–, es la imponente fachada del edificio, compuesta por dos gigantescos muralesque juegan con la arquitectura del espacio, creando la ilusión de ser tridimensionales, como la mayoría de la obra de David Alfaro Siqueiros.

Entrevistamos al equipo de La Tallera para conocer un poco más acerca de esta parada obligada para todos aquellos amantes del arte y la arquitectura.

¿Cuándo decidieron transformar el taller del maestro Siqueiros en un espacio de promoción y difusión de arte?

David Alfaro Siqueiros legó La Tallera al pueblo mexicano, mediante testamento público. El recinto, junto con sus colecciones de obra y acervos, se integró al Instituto Nacional de Bellas Artes que desde entonces se encarga de custodiarla. El inmueble reabrió sus puertas en 1995 como centro cultural y museo, que fue dirigido por Alberto Vadas Kuhn hasta 2009. Como parte de las celebraciones del bicentenario del inicio del movimiento de la Independencia Nacional, en el año 2010, Conaculta, en colaboración con el Instituto Nacional de Bellas Artes, propuso recuperar la visibilidad y el papel cultural de La Tallera. Tras la remodelación del espacio en 2012, el museo reinauguró como centro de producción y exhibición de arte contemporáneo.

La Tallera: nuevo propósito y nueva vida a la antigua casa de Siqueiros - la-tallera-3

Foto: Cortesía

La Tallera es un espacio interdisciplinario que cuenta con un programa de residencia de artistas, uno educativo y un espacio de exposición. ¿En qué consisten?

El Programa de Residencias Artísticas Internacionales reúne a profesionales de las artes para ofrecer un espacio de trabajo, así como una inmersión en el sistema de museos, galerías y espacios relativos a la contemporaneidad en México. El objetivo es ahondar en la plataforma de pensamiento y creación en torno a temáticas como: arte y política, el carácter público del arte, la función del museo como taller y la experimentación con nuevos medios y técnicas, aspectos centrales en el pensamiento y práctica de David Alfaro Siqueiros. Durante el periodo de residencia, los artistas participan en un programa de retribución social ofreciendo conferencias, talleres y revisiones de portafolios a estudiantes de arte en la localidad.

Al concluir su proceso de investigación, los residentes invitados pueden presentar un proyecto que será evaluado para una posible exhibición en La Tallera o en la Sala de Arte Público Siqueiros.

Por otro lado, el Programa Educativo del Proyecto Siqueiros La Tallera se construye desde dos ejes principales: el programa pedagógico y el programa de mediación. En el de mediación establecemos estrategias para potenciar el diálogo dentro y fuera de la sala, a través de nuestras exposiciones temporales. Visitas comentadas, conferencias, talleres, ciclos de cine, entre otras actividades, construyen nuestra programación paralela.

En nuestros programas pedagógicos anuales se establecen plataformas de discusión que giran en torno a la reflexión de la educación no formal desde la perspectiva artística. Hasta el momento, se han llevado a cabo los siguientes proyectos: “Geografías educativas”, en 2017; “Experiencias ambiguas”, en 2016 y “Guerrilla pedagógica”, en 2015.

En cuanto al espacio expositivo, contamos con salas permanentes y temporales. La permanente se conforma de piezas de los murales Trazos de composición espacial, Trazos de composición piramidal y la Sala poliangular de David Alfaro Siqueiros. Por otro lado, el museo ofrece un programa de exposiciones temporales con la intención de impactar y enriquecer la reflexión del arte contemporáneo no solo a nivel nacional, sino en el ámbito internacional. Se exhiben periódicamente proyectos de artistas contemporáneos con visibilidad internacional, cuyas prácticas están vinculadas con los ejes de acción y pensamiento de Siqueiros.

¿Por qué eligieron a la arquitecta mexicana Frida Escobedo para hacer la remodelación del edificio?

En la propuesta de Frida Escobedo, La Tallera genera una relación con el contexto urbano a través de la transformación de la entrada al museo en una plaza pública abierta a todos los transeúntes; de importancia para la remodelación fue su decisión de rotar los dos murales Trazos de composición espacial y Trazos de composición piramidal, concebidos desde sus orígenes para el espacio exterior, desde su ubicación original hacia la explanada pública exterior, conciliando el museo con el adyacente parque Siqueiros.

El proyecto de remodelación diseñado por Frida Escobedo alcanzó un papel relevante tanto a nivel nacional como internacional: fue seleccionado para formar parte del pabellón mexicano en la Bienal de Arquitectura de Venecia, en 2012, y fue nominado en la categoría de Arquitectura al Premio Diseños del Año 2014, del Museo de Londres.

La fachada del edificio está compuesta por dos imponentes murales, ¿por qué los escogieron para decorar la entrada y en dónde se ubicaban antes de la remodelación?

Los dos murales que se encuentran en la explanada principal de La Tallera, Trazos de composición espacial y Trazos de composición piramidal son parte del último cuerpo de obras producidas por Siqueiros en Cuernavaca. Ambos fueron pintados en el recinto donde se encuentran actualmente, y restaurados por el Cencropam en ocasión de la remodelación de La Tallera, en 2012 y en 2017.

La Tallera: nuevo propósito y nueva vida a la antigua casa de Siqueiros - la-tallera-4

Foto: Cortesía

¿Cuáles son los criterios de selección y requisitos para aplicar al programa residencia de artistas?

La selección de los residentes y de las propuestas se realiza mediante un comité conformado por figuras reconocidas del arte contemporáneo. Desde su inicio, el programa ha reunido a varios artistas visuales provenientes de diferentes latitudes que tuvieron acceso a un espacio de trabajo y a los archivos originales de David Alfaro Siqueiros, con el objetivo de generar nuevas propuestas creativas.

¿Cuál es la finalidad del programa educativo y cómo ha sido la recepción por parte de la comunidad?

Desde su aparición como taller-estudio de David Alfaro Siqueiros, La Tallera define su vocación como espacio educativo y como taller con carácter participativo y multidisciplinario. A través de su programa público, el museo retoma esta vocación planteando una serie de actividades que buscan insertar La Tallera en el circuito de instituciones que reflexionan sobre el papel de la educación como generador de un diálogo crítico potenciador de una comprensión distinta y comprometida del campo del arte.

¿Cuál es la diferencia entre los artistas que escogen para exponer en La Tallera de los que lo hacen en la Sala de Arte Público?

Tanto en La Tallera como en la SAPS se exhiben proyectos de artistas contemporáneos con una visibilidad internacional, cuyas prácticas están vinculadas con los ejes de acción y pensamiento de Siqueiros: la relación entre arte y política, el carácter público del arte y la investigación y experimentación con materiales. Las exposiciones programadas en La Tallera, además, están integradas por nuevas producciones artísticas que aprovechan el espacio de exhibición en el que se ha transformado este edificio, pensado originalmente como el primer taller de murales en el mundo. Una de nuestras tareas es la de promover la investigación artística en torno a la obra de Siqueiros para establecer puentes entre la construcción de la modernidad mexicana y el arte conteporáneo internacional.

Su próxima exposición es la primera que surge como resultado de la participación de un artista en
el Programa de Residencias Internacionales. ¿Nos podrías platicar un poco de que trata esta muestra?

La exposición Crisis de Fe, del artista cubano Humberto Díaz (Cienfuegos, Cuba, 1975) es producto de la investigación y la exploración del espacio urbano de Cuernavaca, a partir de varios recorridos que realizó durante dos periodos de su estancia, del 25 de mayo al 29 de junio de 2017, y del 8 de enero al 12 de febrero de 2018, en el programa de residencia de La Tallera.

La muestra propone una mirada sobre la geografía y la arquitectura de Cuernavaca, y al mismo tiempo, un cruce de cosmogonías locales que persisten en la configuración del presente. Está compuesta por varias obras de gran formato que hacen referencia a materiales tradicionales y urbanos, como tejidos de palma, textiles, ladrillos, objetos encontrados y llantas recicladas, que ocupan la sala de exhibición de La Tallera y otros espacios del edificio. La exposición, curada por Taiyana Pimentel, incluye además el emplazamiento de una obra de sitio, en la barranca del Chiflón de Los Caldos, ubicada en la colonia Ampliación Chulavista, en Cuernavaca, que es producto del trabajo comunitario.

Crisis de Fe se inaugura el próximo 15 de diciembre de 2018 y permanecerá abierta hasta el 7 de abril de 2019.

Venus 52, Jardines de Cuernavaca
01 777 160 1190
saps-latallera.org

Texto por Sheila Cohen

Fotos por Ramiro Chaves.
Cortesía de Proyecto Siqueiros: La Tallera.