Las estaciones de tren que tuvo la Ciudad de México - Antigua estacioìn Buenavista - Mediateca INAH

 

A finales del siglo XIX, los ferrocarriles tuvieron un importante crecimiento en nuestro país gracias al impulso del entonces presidente Porfirio Díaz. En la Ciudad de México se construyeron varias estaciones que permitieron a los pasajeros transportarse rápida y cómodamente; con el tiempo, dichas estaciones fueron desapareciendo, pero aquí te contamos en dónde estaban.

Ferrocarril Mexicano

La primera estación de tren que existió en la Ciudad de México fue la de la empresa Ferrocarril Mexicano, que cubría la ruta hacia Veracruz. Fue inaugurada en 1873 por Sebastián Lerdo de Tejada, corría sobre 423 kilómetros de vías y el viaje duraba 17 horas y media, aunque la ruta inaugural que hizo el mandatario duró tres días debido a la cantidad de homenajes que se organizaron en diversos puntos del camino.

La estación se encontraba en las actuales calles de Héroes Ferrocarrileros y Mina, en el terreno que hoy ocupan la sede de la alcaldía Cuauhtémoc, el Partido Revolucionario Institucional y una tienda comercial en la zona de Buenavista. Estaba conformada por un par de edificios y tenía un gran patio central de maniobras, además de funcionales andenes techados. Fue demolida a mediados del siglo XX.

Peralvillo

En la zona de Peralvillo, en el cruce de lo que hoy es la Calzada de Guadalupe y el Canal del Norte, se encontraba, desde 1881, la estación del ferrocarril de Hidalgo. Pertenecía a una empresa de capital público y privado que ofrecía varias rutas entre la Ciudad de México, Pachuca y Tulancingo. Unos metros más adelante, esa misma ruta hacía una parada en la zona de la Villa de Guadalupe. El edificio de esa estación hoy es sede del Museo de los Ferrocarrileros, dependiente de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

San Lázaro

El símbolo del metro San Lázaro es una máquina de ferrocarril y eso se debe a que en esa zona se encontraba, hasta la década de los setenta, la estación San Lázaro, una de las más grandes e importantes de la ciudad. Ahí pasaban varias rutas del llamado Ferrocarril Interoceánico, como la México-Puebla-Oaxaca y la México-Cuautla-Puebla.

Asimismo, era un punto importante para el llamado ferrocarril de cintura (por eso la avenida que se encuentra muy cerca de ahí se llama así), el cual conectaba las vías y estaciones que rodeaban la ciudad.

Las estaciones de tren que tuvo la Ciudad de México - estacioen-colonia-mediateca-inah

Foto: Cortesía

Colonia

En 1898, en la zona de Sullivan, se inauguró la estación Colonia, que se localizaba en los terrenos en los que hoy está el Monumento a la Madre, prácticamente en el cruce de Insurgentes y Reforma. Ahí daba servicio la Compañía del Ferrocarril Nacional Mexicano en las rutas México-Manzanillo y México-Nuevo Laredo.

Fue una de las estaciones más importantes de la ciudad, especialmente para los comerciantes del Pacífico y de la frontera que hacían negocios en la capital. Históricamente también fue relevante, ya que ahí llegó Francisco I. Madero el día que entró a la Ciudad de México en junio de 1911 (por cierto, el mismo día en el que un terremoto de 7.7 grados sacudió la capital).

Desapareció a mediados de siglo, terminando con una importante bonanza de diversos negocios que se encontraban en la zona, entre ellos los hoteles, por lo que los dueños empezaron a experimentar con nuevos giros como la prostitución, una actividad que se lleva a cabo en esos rumbos hasta la fecha.

Las estaciones de tren que tuvo la Ciudad de México - estacioin-de-buenavista-en-1958-_-mediateca-inah

Foto: Cortesía

Buenavista

La antigua estación del Ferrocarril Mexicano fue demolida en los años cincuenta y se “mudó” algunas cuadras más adelante, a una terminal más grande y moderna. Así, la estación de Buenavista se inauguró en 1959 –ya con los ferrocarriles nacionalizados– para concentrar en un solo lugar todas las rutas de trenes de pasajeros que seguían funcionando hasta entonces en la Ciudad de México.

El tren dejó de ser popular entre los viajeros, por lo que poco a poco fue decayendo hasta que, en 1999, se suspendió oficialmente la operación de los ferrocarriles de pasajeros en la capital. Hoy, esa estación y parte de sus vías sirven como terminal del tren suburbano que conecta la Ciudad de México con el municipio de Cuautitlán, además de que hay un importante centro comercial.

Fue así como los trenes en la Ciudad de México vivieron durante prácticamente un siglo. ¿A ti te tocó viajar en tren alguna vez hacia o desde la capital?

Información de López-Dóriga Digital

Fotos de la Mediateca del INAH