Los circuitos más difíciles en la historia de la F1 - F1 Monzq

 

El Campeonato Mundial de Fórmula 1, mejor conocido como F1, es la máxima competencia de automovilismo a nivel internacional, así como la más prestigiosa y con mayor número de fanáticos. El primer Gran Premio se realizó en 1950 en Silverstone; hasta el día de hoy, el campeonato se ha llevado a cabo en más de 69 circuitos, entre los cuales destacan algunos por su nivel de dificultad. Aquí te los compartimos.

Autódromo Hermanos Rodríguez – México

El Autódromo Hermanos Rodríguez, antes llamado Magdalena Mixhuca, se convirtió en sede de la F1 en 1963. El evento se canceló por varios años y regresó renovado en el 2015 con el Gran Premio de México. La pista de 4580 metros tiene diversas curvas que ponen a prueba las habilidades de los pilotos y hacen de este circuito uno bastante complejo.

Monza – Italia

Los circuitos más difíciles en la historia de la F1 - f1-monzq

Foto: wired.com

El circuito de Monza es el que más premios ha recibido desde que inició la F1, puesto que su diseño es desafiante. Situado a 20 kilómetros al norte de Milán, esta pista permite a los pilotos alcanzar velocidades de 300 km/h debido a sus largas rectas. En este circuito se han roto records de velocidad, como el del piloto colombiano Juan Pablo Montoya, quien alcanzó los 372 km/h.

Circuito de Mónaco – Mónaco

El Gran Premio de Mónaco es uno de los más importantes del campeonato de automovilismo. En su singular circuito, la confianza del piloto se convierte en la característica más importante para triunfar. En la pista predominan las curvas lentas y la primera es la más difícil del campeonato.

Suzuka – Japón

Este circuito fue construido como una pista de prueba para Honda en 1962. Años después, en 1987, se convirtió en la sede del Gran Premio de Japón. Su característica forma de ocho crea un trazo exigente para los pilotos y pone a prueba su competitividad en la F1.

Spa-Francorchamps – Bélgica

El circuito de Spa-Francorchamps fue renovado; sin embargo, sigue siendo temido por los pilotos. Es una pista grande y peligrosa con curvas difíciles que requieren niveles de carga aerodinámica que aumentan la presión. Este circuito es considerado el mejor de la F1.

Texto por Renée Sotomayor