Muhammad Ali, recordando a una leyenda

Despedimos a un gran hombre que nos enseñó a superarnos día a día, y a entender que la palabra ‘imposible’ es una elección.

Muhammad Ali, recordando a una leyenda - Muhammad-Alí

El pasado viernes nos dejó otro ícono de la humanidad. Muhammad Ali, fallece a sus 74 años de edad, en un hospital en Phoenix, Arizona. No solo el mundo conmemora a una leyenda del boxeo, sino también a un ideólogo y filántropo, cuyas acciones y declaraciones dejaron huella dentro y fuera del ring, y serán recordadas eternamente por ingeniosas, sensatas e inteligentes.

Despedimos a un gran hombre que nos enseñó a superarnos día a día, y a entender que la palabra ‘imposible’ es una elección.

A continuación, te dejamos 10 hechos de la vida de “El más grande”, como él mismo se autoproclamó.

1. Su verdadero nombre era Cassius Clay.

2. Su primera pelea de boxeo fue con tan solo 12 años.

3. Cuando se convirtió en campeón, se cambió en nombre a Muhammad Ali,

sustituyendo el Cassius Clay, su nombre de esclavo, como él lo definió.

4. En 1967, se convirtió al islam, y se rehusó a servir como soldado americano en la guerra de Vietnam.

5. Defendió su título hasta 1978. El siguiente año, se retiró después de haberlo perdido ante el joven Leon Spinks.

6. Desde entonces, dedicó su vida a causas humanitarias, entre las que destacan la liberación de presos americanos en Líbano y en Iraq (1985-1990).

7. Fue diagnosticado con la enfermedad de Parkinson, con la que luchó por más de 30 años, hasta su muerte.

8. El presidente americano George, W. Bush, le otorgó la medalla de la Libertad en el 2005.

9. Hoy en día, en su ciudad de origen, Louisville, existe un centro de respeto y tolerancia, llamado Muhammad Ali Center.

10. A lo largo de su vida se casó tres veces, y tuvo nueve hijos. Solo una hija, Laila, siguió los pasos de su padre convirtiéndose en boxeadora.

Muhammad Ali, recordando a una leyenda - dhkvl

«Imposible es solo una palabra que utilizan los débiles que encuentran más fácil vivir en

el mundo que les han dado que explorar el poder que tienen para cambiarlo. Imposible

no es un hecho. Es una opinión. Imposible no es una declaración. Es un desafío. Imposible

es potencial. Imposible es temporal. Nada es imposible». –Muhammad Ali