Cuántas veces no hemos escuchado historias de personas que se quedan a la mitad de su destino porque su vuelo tuvo demoras, fue cancelado, o el avión tuvo que hacer, por el motivo que sea, un cambio de ruta o una escala forzosa. En muchas ocasiones nos topamos con la frustración de enfrentar problemas con las líneas aéreas a la hora de realizar un viaje.

Lo cierto es que, ya sea por fallas técnicas o por el clima, los vuelos tienen la necesidad de posponer o cancelar vuelos. Sin embargo, gracias a las recientes modificaciones a la Ley de Aviación Civil, ahora los pasajeros tenemos derechos que a todos nos será muy útil conocer.

Los legisladores mexicanos aprobaron, en abril pasado, una serie de nuevas reglas que buscan evitar que las aerolíneas abusen de los pasajeros, con acciones que regulan la sobreventa de vuelos, cobros injustificados, retrasos y daño de equipaje. Estas comenzaron a aplicarse desde el 27 de junio de este año. Esta aprobación surge después de años de quejas de los usuarios respecto a los servicios de las aerolíneas, por lo que es muy importante que estés enterado de estas nuevas reglas.

Las aerolíneas, ahora tienen la obligación de informar de manera rápida si existen cambios en el itinerario o circunstancias que afecten la salida del vuelo, y lo deben hacer a través de llamadas telefónicas, correos electrónicos, o mensajes de texto, con al menos 24 horas de anticipación a la salida.

Si existe algún retraso del vuelo por causa de la aerolínea, el pasajero será indemnizado, si la demora es mayor a una hora, pero menos a cuatro, la compensación será de acuerdo a las políticas de cada aerolínea, las cuales deben incluir como mínimo, descuentos para vuelos posteriores y para alimentos. Si la demora es de más de dos horas, pero menos de cuarto la compensación será del 7.5% del precio del boleto y si excede las 4 horas se considera como vuelo cancelado y el pasajero tiene derecho al reembolso total del costo del boleto, más el  25% del total del costo del boleto como compensación así como recibir alojamiento transporte y alimentos.

También se prevé que, si por causas de fuerza mayor, la aeronave debe realizar un aterrizaje en un lugar distinto al de destino, la aerolínea deberá trasladar al pasajero por los medios de transporte más rápidos disponibles hasta el lugar de destino original.

Todos los pasajeros tienen derecho a llevar una maleta de 25 kilos sin ningún cargo, en cabina podrán llevar dos piezas más como equipajes de mano, aunque ambas no deben exceder los 10 kilos y en caso de que decidan viajar sin equipaje, la aerolínea debe ofrecer tarifa preferencial en el servicio.

Si la aerolínea pierde alguna maleta, tiene la obligación de pagar hasta 11 mil pesos. Así que, te recomendamos que pidas información relacionada con el servicio y las posibles indemnizaciones con las que te pueden compensar, también es tu derecho.

Todas las aerolíneas que operan en México, deberán adaptarse a estas nuevas modificaciones, y tendrán hasta el mes de Octubre para hacerlo.