Olio una red global de intercambio de comida

Olio una aplicación para solucionar el problema de desperdicio de comida

Olio una red global de intercambio de comida - Hotbook Olio una red global de intercambio de comida portada

 

Entre 33% y 50% de la comida en el mundo se desperdicia. 800 millones de personas pasan hambre en el mundo. 27 millones sufren de pobreza alimentaria en México. ¿Cuánta comida desperdiciamos tú y yo diariamente? Somos el problema y también la solución. OLIO es una aplicación que está construyendo una red global de intercambio de comida.

El desperdicio de comida es una tragedia mundial a la cual, por diferentes razones económicas y políticas, no se le ha dado la atención necesaria. Gobiernos y empresas han tomado algunas medidas para enfrentar el problema, pero definitivamente estas no han sido suficientes. Un tercio de los alimentos que producimos a nivel mundial se desperdicia, y en México tiramos el 38% de los alimentos que compramos para casa.

Olio una red global de intercambio de comida - hotbook-olio-una-red-global-de-intercambio-de-comida-1

Foto: Cortesía

Se suma a ello toda la energía que gastamos para generar ese alimento, la mano de obra, transportes e insumos que al final no llegan a ser consumidos. El desperdicio de comida es el tercer mayor contribuyente al cambio climático, ya que la comida, al llegar al basurero, despide gas metano, el cual es 23 veces más tóxico que el dióxido de carbono.

Estamos en una época donde dejar la tarea a las grandes transnacionales o gobiernos ya no suficiente, es hora de hacernos responsables de nuestra participación en estas cadenas de consumo y desperdicio, uniéndonos y resolviendo situaciones individualmente de manera que, sumando esfuerzos, se logren grandes movimientos y cambios sociales.

Así es como surge OLIO, una opción viable para dejar de ser parte de este problema de desperdicio y volvernos responsables y activos en las soluciones que tenemos a mano. La idea es comenzar a repartir los bienes, a pensar en los que nos rodean y ser parte de la solución.

Olio una red global de intercambio de comida - hotbook-olio-una-red-global-de-intercambio-de-comida-2

Foto: Cortesía

El proyecto inició hace tres años en Inglaterra, cuando Tessa Cook, CEO y fundadora de OLIO, estaba por mudarse de país. Las maletas listas en la puerta y los cuartos de la casa comenzaban a respirar silencio. Faltaba aún la comida del refrigerador y tirarla no era opción. La mayoría de sus vecinos estaban fuera trabajando. Entonces Tessa optó por esconder toda la comida que pudo en su maleta y llevarla consigo por migración.

Aterrorizada por que la detuvieran y frustrada por la posibilidad de desperdiciarla, le surge la idea de crear una aplicación para compartir comida entre vecinos. Tessa Cook y Saasha Celestial-one crearon esta aplicación única en su categoría: OLIO es gratuita y conecta a vecinos y voluntarios con negocios locales para compartir comida sobrante en vez de tirarla. Su misión: evitar el desperdicio.

Olio una red global de intercambio de comida - hotbook-olio-una-red-global-de-intercambio-de-comida-3

Foto: Cortesía

Ahora, OLIO ha llegado a México a revolucionar nuestros hábitos de consumo. En la aplicación puedes agregar un producto con fotografía y una breve descripción. A los vecinos más cercanos les llegará entonces una notificación a su teléfono y podrán solicitarla y pasar a recogerla. ¡Súper sencillo!

Con esta aplicación puedes evitar el desperdicio junto con más de 30,000 voluntarios que dedican una hora a la semana para rescatar comida y compartirla con sus vecinos. Además, ya son un millón de usuarios y un millón y medio de porciones de comida compartidas. Crear juntos un futuro sostenible es posible a través de redes híperlocales para compartir comida entre vecinos.

Facebook @OLIOMexico

Instagram y Twitter @OLIO_mx

www.olioex.com

Texto por Llunué Vivanco de Ectágono

P. https://ectagono.com

Fotos cortesía de Olio