Paola Kuri: singular utopía - PORTADA_hotbook_sports_werakuri_retrato_balon

Un sueño pirado. En la cancha de la secundaria 206 se jugaba el clásico: 5oA vs 5oC. Todos estaban atentos, sabían que Marta era capaz de anotar sola, era como una ráfaga. Y ahí, sin hacer mucho ruido, en el equipo contrario estaba Miguelito, el único hombre en el partido. Faltaban cinco minutos para que sonara la campana, cuando el niño desbordó por la derecha, hizo “pa- red” con un árbol, recortó y le hizo túnel a Rosa. Prácticamente nadie se había atrevido a hacer eso antes: nunca ningún niño había driblado a una mujer. Los espectadores comenzaron a murmurar, entre carcajadas, que un niño había burlado a Rosa. La jugada terminó con un tiro desviado.

Paola Kuri: singular utopía - hotbook_sports_werakuri_balon_deportes_futbol

Foto: Cortesía

Esa historia podría ser la de Paola “Wera” Kuri, creadora del movimiento #futsingénero, en un mundo al revés. Una mujer que decidió compartir su sueño y trabajar duro para que más mujeres puedan cumplirlo. “Juego ‘fut’ desde que tengo tres años, y en México ser niña y jugar futbol no combina. Hasta la fecha, se le sigue considerando más un deporte de hombres que de mujeres; están cambiando las cosas, pero cuando yo era chiquita, literalmente no era para mujeres; crecí toda mi vida teniendo que romper el estereotipo de que el futbol no era para mí. La gente me lo decía: ‘tú no deberías jugar futbol porque tú eres niña, el futbol no es para ti’. Y qué fuerte decirle a un niño que algo no es para ella o para él solo por su género. Eso es lo que queremos romper y conseguir que la gente sea quien quiere ser y haga lo que quiera hacer”.

Estábamos platicando en una cancha rehabilitada por #BlueWomenPinkMen en Tultitlán, refugiándonos del sol. La obra de arte que pintaron en el piso fungió como lienzo para dar color a la entrevista, de fondo niñas y niños estrenando la cancha a balonazos y sonrisas. No solo se trata del discurso, se trata de la acción, desde cualquier trinchera.

Paola Kuri: singular utopía - hotbook_sports_werakuri_cancha_colores_rosa_azul

Foto: Cortesía

“RECUERDO QUE CUANDO ERA NIÑA, Y LE HACÍA ‘TÚNELES’ A MIS AMIGOS, TODO EL MUNDO MURMURABA ‘¡UH! TE HIZO TÚNEL UNA NIÑA’ Y NO ES PORQUE FUERA NIÑA, ES PORQUE ERA BUENA JUGANDO FÚTBOL”.

LAS CUATRO DE ‘CRACK’

  •  La noruega Ada Hegerberg, primera mujer en ganar el Balón de Oro, no jugó el Mundial Francia 2019 como protesta por la diferencia salarial entre futbol masculino y futbol femenino.
  • La selección femenil de Estados Unidos demandó a la Federación Nacional de Futbol por igualdad salarial y condiciones de trabajo con sus compañeros del género masculino; así jugó el mundial Francia 2019, lo ganaron y aún siguen librando esa batalla legal.
  • Marta Vieira, de Brasil, es la máxima goleadora en la historia de los Mundiales, incluyendo la categoría varonil, con 17 tantos. El alemán Miroslav Klose tiene 16 en su haber.
  • Las mejores selecciones tras el Mundial Francia 2019 para la Wera fueron: Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Brasil, Italia, Japón.
¿Qué hay de frases como “Corres como niña, pegas como machorra”, o “¡Uh! Te burló una chavita”?

La gente se está dando cuenta de que eso genera desigualdad. Ha habido campañas excelentes alrededor del tema que te dicen: “cuando haces las cosas como niña, ¡las haces muy bien!”. Recuerdo que cuando era niña, y le hacía ‘túneles’ a mis amigos, todo el mundo murmuraba “¡Uh! Te hizo túnel una niña” y no es porque fuera niña, es porque era buena jugando futbol; me gustaba demostrar que depende del talento, no del género.

Paola Kuri: singular utopía - hotbook_sports_werakuri_cancha_colores

Foto: Cortesía

Pero en una sociedad tan machista como la nuestra, con esa mezcla cultural de sumisión que nos dejó la conquista, la religión, la política, ¿cómo lidiar con eso?

Es muy latente. El problema es que sí permea mucho en el deporte: los rudos, de fuerza física, son para hombres, y los delicados, suaves, sin contacto, para mujeres. No debería ser así. Escucho de mis amigas y colegas chilenas, argentinas y la historia es muy parecida a la de México, es un espejo; la discriminación, de equidad salarial ni hablemos. Es un abismo ridículo e indignante.

¿Qué hay que hacer para que más niñas jueguen lo que quieran cuando quieran?

Precisamente, a través de cam-pañas como @FutSinGenero @BlueWomenPinkMen y @ethosart buscamos generar espacios para hacer el deporte accesible para todos. La educación diferenciada se basa en ideas que, generalmente, no están fundamenta- das, sino que así te lo dijeron: “las mujeres no deben sudar, no saben correr”. Es necesario cambiar la perspectiva con campañas como la de Nike, Dream Further, donde la narrativa se centra en que la mujer es la protagonista exitosa, que sí puede. Blue Women Pink Men específicamente se dedica a rehabilitar espacios públicos a través del arte y el deporte. Hasta ahora son 13 espacios rehabilitados en un año. Trabajamos sobre todo en zonas desfavorecidas.

Paola Kuri: singular utopía - hotbook_sports_werakuri_cancha_comex_colorido_gorra

Foto: Cortesía

El cambio de perspectiva también comienza a nivel individual ¿no? Fui el entrenador del equipo femenino de mi prepa y fue una experiencia muy divertida. ¿Cuál es la fórmula ideal para jugar un partido mixto?

He jugado partidos mixtos y sigo jugando con amigos, me encanta, crecí jugando con niños. Yo era la única niña. Es mi espacio. Generalmente, cuando te entran duro, es porque se arden; hay una difrencia entre arderse porque una mujer le quitó el balón y entrar duro porque es parte del juego; el futbol es de contacto, el choque es natural. Es verdad que hay una diferencia física, el hombre es más alto, es más fuerte, normalmente es más rápido, entonces en un partido mixto a veces el hombre no puede tirar de cierta distancia si es una mujer la portera. Si se juega bien, es muy divertido, intenso, hay buen nivel.

El Mundial Femenino de Futbol terminó apenas hace unos meses en Francia. México no clasificó. Y cómo sin el apoyo debido. Aquí, impera el poder del dinero sobre todo lo demás; los deportes femeninos pasan inadvertidos porque “no generan utilidades”, y cómo, si no se les da la cobertura que merecen. La Wera y su equipo de #futsingénero, con poco tiempo a su favor, se descubrieron prácticamente sin ningún tipo de apoyo.

“México no pasó a la Copa Mundial Femenina de la FIFA de 2019 y, por lo tanto, los medios se lavaron las manos, de- cidieron no cubrirlo. Entendí la necesidad de estar allá, con la playera de la igualdad, me fui a cubrir el Mundial porque ahorita ahí está todo, aquello por lo que llevo luchando desde hace cuatro años, ahí explota. Nos fuimos de manera independiente, teníamos un patrocinador que un mes antes se bajó del barco. Trabajamos muy duro y terminamos demostrando que se hace ruido con el futbol femenino; sirvió mucho que Estados Unidos fuera campeón, se volvieron las rockstars del momento. A raíz de eso, televisoras y marcas nos buscaron para empezar a trabajar en el proyecto de aquí a cuatro años. Demostramos que a la gente sí le interesa, y lo hicimos de forma profesional, con calidad, y de manera independiente”.

Paola Kuri: singular utopía - hotbook_sports_werakuri_francia_torreeiffel_balon

Foto: Cortesía

El Mundial de Francia no solo cambia la narrativa alrededor del futbol a través de personajes como Marta Vieira, Alex Morgan, Megan Rapinoe, o Ada Hederberg, sino también por medio de movimientos que están creciendo rápidamente.

“Llegamos a París y el gran mundial que esperábamos ver, no estaba. No había nada de publicidad, había gente en las calles sin saber que el Mundial se jugaba en Francia. Empezamos a movernos, a conectarnos, y nos dimos cuenta de que había otros países haciendo lo mismo. Terminamos haciendo ese gran Mundial que no existía y que sí se merecía. En la fase final se hizo mucho más ruido”.

Con un dejo de nostalgia, nos cuenta que pudo ser futbolista, pero que cuando empezó, entendió que era más importante trabajar para que más mujeres puedan realizar su sueño. Ahora, admira a Cristiano Ronaldo e idolatra a jugadoras como Rapinoe, Marta Vieira, Charlyn Corral o Nicole “la Capi” Pérez. Y aunque afirmó que “no le va a nadie”, sí dejó entrever que le tiene cariño al América.

Paola Kuri: singular utopía - hotbook_sports_werakuri_jugadora_futbol_femenil_cancha_pasto_rosa_balon

Foto: Cortesía

Wera, corrígeme si estoy equivocado: me parece que buscaste empoderamiento a través de un sueño personal que se volvió compartido y que renuevas –a través del trabajo en equipo durante el Mundial– transmitiéndolo a las mujeres en general. Es eso –dice con una sonrisa–. También es ejemplo para otras personas que persiguen un sueño personal y de pronto descu- bren que es algo que va más allá de ellas.

En el salón, todas las niñas platicaban de los goles que Marta hizo. Había rumores acerca de si en las tardes ya entrenaba con una segunda o primera división, o que reclutadores de equipos estadounidenses ya la estaban siguiendo. Ese día, lo importante fue el gol que hizo para que su equipo ganara el clásico de la se- cundaria. El episodio de Miguelito desapareció de la narrativa, porque era algo normal.

Singular utopía, que de a poco se vuelve realidad.

Paola Kuri: singular utopía - hotbook_sports_werakuri_retrato_cancha_estadio_final

Foto: Cortesía

@FutSinGenero
@BlueWomenPinkMen
@ethosart

Texto por: ALAN AMPER

Soy un ferviente fanático de las bandas sonoras de lmes de corte épico, y un enamorado declarado de la comida. Viajero impenitente, cocinero autodidacta y fan de los Rayos del Necaxa (aunque usted, no lo crea), ah, y toco la gaita escocesa. Cuentista, entrevistador, cronista y fotógrafo. He colaborado con National Geographic Traveler, Travel + Leisure, GQ y Fútbol Total, entre otras.

Fotos cortesía de Paola “Wera” Kuri