PEDRO FRIEDEBERG

Ha sido nombrado parte del movimiento surrealista mexicano, aunque él lo llama, más bien, un profundísimo anti-neosurrealistoide.