8 películas de Netflix que están basadas en hechos reales

Películas basadas en hechos reales, Netflix.

8 películas de Netflix que están basadas en hechos reales - 12 years a slave. Netflix

En el mundo, existen personas con historias dignas de contar; historias en las que la realidad supera la ficción. Muchos directores han decidido plasmar estas anécdotas y transmitírnoslas por medio de películas, y aquí te compartimos seis que, además, están en Netflix.

The Wolf of Wall Street

The Wolf of Wall Street está basada en la vida de Jordan Belfort, un agente bursátil de Nueva York que, al alcanzar el éxito, se ve envuelto en un mar de adicciones, excesos, crímenes y corrupción. Leonardo DiCaprio protagoniza esta película que fue nominada a varios premios Óscar.

Walt Before Mickey

8 películas de Netflix que están basadas en hechos reales - walt-before-disney-netflix

Foto: Pinterest

Esta película nos muestra la vida de Walt Disney antes de que creara al mítico personaje de Mickey Mouse, así como los problemas a los que se enfrentó una vez dentro del mundo de la animación y lo que tuvo que hacer para construir el gigante que es Disney hoy en día.

J. Edgar

J. Edgar Hoover fue el primer director general del FBI y, en esta cinta dirigida por Clint Eastwood, cobra vida por medio de la interpretación de Leonardo DiCaprio, quien estuvo nominado al Globo de Oro por su excelente actuación.

Grace of Mónaco

En esta película ambientada en el siglo XX, Nicole Kidman interpreta a Grace Kelly, la famosa actriz de Hollywood que cautivó al mundo y que, posteriormente, se casó con el príncipe Raniero III y se convirtió en princesa de Mónaco.

12 Years a Slave

Solomon Northup, un hombre de color que vivía en Nueva York, fue engañado y vendido como esclavo en 1841. La trama se desarrolla en torno a lo que Solomon tuvo que pasar para recuperar su libertad el 3 de enero de 1853.

The Imitation Game

The Imitation Game narra la historia de Alan Turing, un matemático, criptógrafo y científico que, durante la Segunda Guerra Mundial, se dedicó a descifrar los códigos de la máquina Enigma que utilizaban los nazis.