Piedra Sal no ha tardado en convertirse en uno de los favoritos de la ciudad, gracias a todos los elementos que lo conforman. Además de su privilegiada ubicación en Paseo de la Reforma, su excelente calidad en ingredientes y su oferta gastronómica, sumada a la moderna y cálida decoración de interiores, lo convierten en uno de los mejores restaurantes de la ciudad.

Lo que distingue su cocina es una oferta de mariscos y pescados preparados con simplicidad con el objeto de resaltar los sabores particulares de cada producto. La sal es el ingrediente principal de todos los platillos, empleado como sazonador y también como un conservante natural. La gran mayoría de la materia prima que ofrece su menú es traída de diferentes lugares tanto dentro de la República Mexicana como de otros países. Los mariscos y pescados provienen del Golfo de México, Italia y España.

Foto: Ignacio Urquiza

Recientemente, incorporaron a su menú una deliciosa selección de bowls y sushis by Tori Tori, que incluye una combinación de ingredientes muy original. Para los bowls puedes escoger entre atún o salmón, ambos marinados en salsa yuzu y aceite de ajonjolí, sobre una cama de arroz e incluyen kale, zanahoria, cebollín, aguacate, ajonjolí negro y lentejas fritas, una mezcla muy original que seguro te encantará. Además -para los amantes del sushi– ahora podrán elegir entre 6 diferentes rollos, como el spicy tuna, spicy salmon o spicy hamachi, o bien podrás optar por variedades más exóticas como el fish flake que contiene huachinango empanizado en cereal, kale, salsa tampico, alga nori y ajonjolí negro; o el soft shell tempura, preparado con jaiba suave de temporada, cebolla encurtida, aderezo de wasabe, kale y ajonjolí. Ya sea que elijas un suculento bowl o cualquiera de los nuevos sushis, ¡estamos seguros de que querrás regresar por más!

Foto: Ignacio Urquiza

Además de estas nuevas propuestas, Piedra Sal ofrece una variedad de cortes de carne, como chuletón de res añejado por 21 días, el cual viene de Veracruz, así como los tacos de lechón y el shortrib. Cuentan además con mariscos y pescados, seleccionados cuidadosamente para garantizar una excelente calidad. Su barra fría ofrece una gran variedad de almejas y ostiones, además de un pulpo a las brasas, un arroz negro con calamar y por supuesto la pesca del día a la sal.

Foto: Ignacio Urquiza

Si estás buscando un lugar para tomar un drink y pasar un buen rato en un increíble y sofisticado ambiente, en el segundo piso del Piedra Sal se encuentra la terraza R1011, un agradable espacio al aire libre con una excelente oferta de coctelería, botanas y, por supuesto, excelente música. El mejor lugar para instalarte a convivir con amigos y prepararte para la fiesta.

This slideshow requires JavaScript.

Si te gustó este artículo, tal vez te interese consultar uno más sobre los mejores risottos de la CDMX.