¡Qué pegajoso es el apego!

Vivir sin expectativas de nadie y nada es la mejor forma de fluir con lo que la vida tiene para ti. Sin forzar situaciones uno vive más feliz