Arroyo Solís Agraz, firma mexicana de arquitectura y diseño

Reconocida empresa de arquitectura y diseño en México, con un enfoque moderno y social.

Arroyo Solís Agraz, firma mexicana de arquitectura y diseño - socios arquitectos Arroyosol

Salvador Arroyo, Alejandro Solís y Rosa Agraz son los tres socios fundadores de Arroyo Solís Agraz, despacho especializado en el diseño y la construcción de proyectos arquitectónicos en México.

Arroyo Solís Agraz, firma mexicana de arquitectura y diseño - acuario-michin-guadalajara

Los tres arquitectos realizaron sus estudios en la Universidad Iberoamericana, pero después siguieron rumbos distintos: Salvador Arroyo fue coordinador de la carrera de Arquitectura en su alma mater y, posteriormente, socio fundador del despacho F304; Alejandro Solís trabajó como arquitecto de proyecto y desarrollo creativo en el mismo despacho y formó parte del Taller de Enrique Norten; y Rosa Agraz hizo una maestría en la Universidad Politécnica de Cataluña, fue jefe de proyectos en la inmobiliaria Tierra Capital y jefe de taller en Gaeta Springall Arquitectos.

Tras contraer matrimonio, Alejandro Solís y Rosa Agraz decidieron formar una familia y también su propio estudio de arquitectura, para vivir haciendo lo que más les apasiona. Algunos años más tarde, invitaron a Salvador Arroyo, quien fue profesor de ambos en la Ibero, y hoy continúa siendo el mentor de todos los que forman parte del despacho. Así fue como en 2013, los caminos de estos tres se unieron para crear Arroyo Solís Agraz, donde los tres comparten la mis- ma visión sobre la arquitectura.

 

Sin embargo, cada uno tiene sus fortalezas, por lo que la colaboración entre los socios y con el resto del equipo es fundamental. “No solo somos tres socios, ASA es también un equipo de arquitectos con mucha experiencia que ha ido creciendo junto con nosotros. El despacho es un motor y cada uno de nosotros es un engrane”, comentan los socios.

Arroyo Solís Agraz, firma mexicana de arquitectura y diseño - boleramacoyoacan

Su prioridad son los clientes, a quienes invitan a trabajar junto con el equipo de arquitectos e involucrarse en el desarrollo de su propio proyecto. ¿Cuál es la clave para entablar una buena relación con el cliente? “Honestidad y saber escuchar”, afirman los fundadores de Arroyo Solís Agraz.

 

Los proyectos del despacho son variados y a escalas distintas, ya sea habitacionales, comerciales, de oficinas, efímeros, de urbanismo, exteriores o centros deportivos. No tienen uno favorito, pues consideran que su trabajo es un gran proyecto continuo, en el que cada pequeño diseño va alimentando al que sigue para lograr una evolución constante.

Algunas de sus obras destaca- das son residencias, acuarios, centros deportivos y espacios de entretenimiento en diferentes estados del país, así como pabellones para la feria de calzado y piel Sapica, en León, Guanajuato. Uno de los más recientes, el hotel boutique Casa Decu en la Ciudad de México, lo hicieron en colaboración con el arquitecto Juan Carlos Tello.

Arroyo Solís Agraz, firma mexicana de arquitectura y diseño - femexfut

 

Todo proyecto comienza con la inspiración, que surge de un diálogo con el cliente, seguido de un análisis detallado del contexto. Para hacer que la visión de los clientes se convierta en una realidad, los integrantes de este despacho buscan soluciones en su amplia biblioteca de conocimientos y experiencias en torno a la arquitectura. No pretenden imponer una idea absoluta o un croquis maestro, sino trabajar en una propuesta adaptada a las necesidades específicas de cada cliente.

También se inspiran en el trabajo de grandes arquitectos de la modernidad: “De la arquitectura moderna, lo que podamos tomar de Mies, Le Corbusier y Khan. Existen arquitectos contemporáneos que admiramos mucho, pero los valores que apreciamos nacen de esa misma base”, expresan los socios.

 

Para seleccionar los materiales, adoptan un enfoque racional, eligiendo el insumo que mejor responda a una situación de- terminada y considerando sus aspectos funcionales, como la manera de colocarlo, el lugar de procedencia y el mantenimiento que requiere cada uno de ellos. Más allá de estas consideraciones, Salvador, Alejandro y Rosa concuerdan en que siempre buscan “materiales que sean capaces de transmitir emociones y se mantengan con el paso del tiempo”.

Arroyo Solís Agraz, firma mexicana de arquitectura y diseño - hotel-casa-dece

Otro aspecto importante son las alianzas que establece el despacho para la creación de proyectos interdisciplinarios. Lo cierto es que la arquitectura siempre involucrará otras disciplinas como el arte, el diseño, la construcción, la ingeniería, la iluminación o el paisajismo.

El objetivo de los arquitectos es negociar con todas las disciplinas relacionadas para llegar a un resultado en conjunto, generando una poderosa fusión de ideas provenientes de distintos orígenes. “En nuestros proyectos impactan desde el conocimiento sísmico para evitar que un edificio de 50 niveles se caiga, hasta incorporaciones de diseñadores gráficos que han transformado espacios que hemos intervenido”, explica el trío de arquitectos.

Para ellos, la arquitectura es una forma de resolver problemas, utilizando la racionalidad, pero también las emociones, la belleza y las experiencias humanas. Les encantan los retos, aun cuando eso signifique desarrollar una gran idea con un presupuesto limitado.

Arroyo Solís Agraz, firma mexicana de arquitectura y diseño - oficinas-prado-norte

Confiesan que “mientras más complejo sea el proyecto, más nos entusiasma. Es como ir avanzando de nivel en un videojuego. Cuando nos enfrentamos a problemas que ya hemos resuelto, es muy fácil. Pero cuando se trata de tipologías nuevas, topografías extrañas o bajos presupuestos, es cuando piensas que avanzas de nivel”.

En un futuro cercano, estarán trabajando en nuevos proyectos, como la construcción de un boli- che y un acuario en Puebla, que fueron comisionados por clientes habituales del despacho. También tienen varias propuestas para torres de vivienda multifamiliar que, para los socios, “son proyectos que conjugan un cono- cimiento amplio de las normas, una mirada responsable hacia los costos de construcción y, sobre todo, una sensibilidad para entender cómo vive la gente”.

Arroyo Solís Agraz, firma mexicana de arquitectura y diseño - palellin-pallets

Por último, otro de sus proyectos más importantes es la creación de tres centros comunitarios en pueblos mineros al norte de México. En este caso, los arquitectos de Arroyo Solís Agraz se enfrentan a un reto ya conocido, pero con un nuevo “componente social que nos genera enormes expectativas y responsabilidad en cómo podemos impactar en la vida de las personas dentro de comunidades aisladas y complejas”.

D. Jardín 26, Tlacopac San Ángel
T. +52 (55) 5661 1827
www.arroyosolisagraz.com

Si te gusto este articulo, no te pierdas: Materia, un prestigioso despacho de arquitectura