La propuesta tropical que ha conquistado la capital española

Fotos cortesía de Restaurante Amazónico

Ubicado en una de las calles principales y más transitadas del Barrio de Salamanca, Jorge Juan, en Madrid, se encuentra el Restaurante Amazónico. Una calle que en los últimos cinco años, se ha convertido en el epítome de lo que está ocurriendo en materia gastronómica. A pesar de ser Amazónico uno de los varios hotspots gourmet de la zona, se ha posicionado entre los favoritos de los locales y en un must en las listas de los más sibaritas, amantes de la decoración y foodies.

1AMAZÓNICO2

Al entrar al local número 20 de la calle Jorge Juan, uno se sumerge en una travesía que promete llevarte a través de los destinos más tropicales del mundo. Una iluminación tenue relaja al comensal, invitándolo a disfrutar de un coctel mientras espera su mesa en la barra principal de madera, con toques dorados, y bancos en terciopelo verde, que comparten armoniosamente con la exuberante vegetación que adorna el techo.

Icawahiva, La Muelona, El Tambotaya son algunos de las propuestas que encontrarás en su menú de mixología, aunque La Yucumama, hecho a base de champagne, licor de goji-fire, canela, papaya y guayaba, nos pareció la elección idónea para irnos adentrando en una explosión de sabores muy propia de Amazónico.

1AMAZÓNICO3

A continuación, es en el salón principal donde el verdadero espectáculo tiene lugar. ¿Quién iba a pensar que al ingresar en uno de los locales más codiciados en la milla de oro de Madrid, uno podría transportarse a un salón con exótica decoración propia de los extravagantes años 20? Mesas con acogedoras sillas en terciopelo verde palmera y burgundy acomodan a los comensales bajo lámparas vintage en forma de campana, complementadas por decorativos flecos.

Y es que, donde sea que estés sentado, podrás disfrutar del entretenido ambiente que se experimenta dentro del restaurante. Un lugar que se presta para ver y ser visto, y es que aquí no solo la decoración y los platillos son los showstoppers, sino que los asistentes ya forman parte de la constante pasarela que roba miradas a los que ya se encuentran sentados.

1AMAZÓNICO4

Sin embargo, si tu enfoque se mantiene fiel a la gastronomía, pide sentarte en la barra de sushi, para un quick-bite. Podrás ordenar de su carta de crudos mientras te deleitas viendo su preparación. Cabe recalcar, que aunque Amazónico ofrece una cocina fusión, las parrillas y las brasas son el centro del restaurante, algo que queda muy claro a través de su cocina abierta en donde la magia salvaje ocurre. Su variada selección de carnes varía entre las españolas, brasileñas, criollas y argentinas, entre otras, pero entre los favoritos están el Tenderloin chileno de Wagyu, o el lomo bajo de Kobe japonés. Si eres carnívoro, sin duda tendrás de donde escoger para unas cuantas visitas.

También podrás encontrar en la carta deliciosos pescados preparados al espeto, que recomendamos altamente probar, en especial, la dorada. Cualquiera de estos fuertes acompañados de algunas entradas como el palmito fresco de Pupunha o la chaufa integral de pato al tucupí, serán suficientes para enamorar tu paladar y hacerlo querer volver aún sin haber salido del lugar. ¡Y que bueno que este sea el caso! Ya que los postres son dichosos de continuar este banquete gastronómico. Los helados hechos naturalmente en casa te sorprenderán por sus originales sabores: açaí de Pará, aguacate y coco verde son solo algunos de ellos. Aunque la reina de la carta, y no solo de postres, es la piña asada, una selección de piñas tostadas a las brasas a la vista de todos en su cocina abierta y untadas de almíbar; sin duda, un display digno de aparecer solo en sueños.

1AMAZÓNICO5

Para los que aún buscan terminar la noche a la madrileña, en la planta baja de Amazónico podrás hacerlo en The Jungle Jazz Club by Amazónico. Un exclusivo bar de jazz, que a pesar de sus DJ residentes, su line-up ofrecerá cada noche un estilo diferente: pasando por el soul, funk, bossa nova, hasta la mismísima bulería de Jerez. Aquí, hasta el más tímido sacará su lado más vibrante. Y es que como George Gershwin alguna vez dijo: “En cierto modo, la vida es como el jazz… es mejor cuando improvisas”. Y tú, ¿esta noche, improvisas?


Facts

  • Sandro Silva y Marta Seco son las mentes maestras detrás de este grupo. Una más-que-exitosa dupla, en la que él forja el papel de cocinero y relaciones públicas, mientras que ella se encarga de la economía y la decoración. Cabe mencionar que este dúo dinámico, no solo está casado, sino que son padres de tres hijos.
  • Amazónico pertenece al Grupo Paraguas, uno de los grupos empresariales gastronómicos más importantes de España. Entre sus otros restaurantes se encuentra: El Paraguas, con el que comenzaron; Ten con Ten y Ultramarinos Quintín. Todos historias de éxito de la escena restaurantera madrileña.
  • El Grupo Paraguas consigue tener un promedio de 3,000 comensales diarios en cada uno de sus restaurantes, sin tener aún ninguna estrella Michelin.

 

 D. Calle Jorge Juan 20 Madrid, España

T. +34 915 15 4332

P. http://restauranteamazonico.com/