Una nueva faceta de San Juan, Puerto Rico

San Juan, Puerto Rico comienza a reconstruirse tras el huracán María

Una nueva faceta de San Juan, Puerto Rico - PuertoRico_PORTADA

Un año y medio después de que el huracán María devastara Puerto Rico, la isla comienza a reconstruirse y permite que tanto habitantes como turistas descubran una vez más la increíble esencia de su historia y de su cultura, así como su deliciosa comida, sus hermosas playas vírgenes y sus montañas majestuosas; en sí, el paraíso que es este lugar.

El huracán María azotó Puerto Rico del 16 de septiembre al 2 de octubre del 2017 dejando a la isla sin luz y al 60% de su gente sin agua, lo cual provocó un retroceso en cuanto a nuevas tecnologías e innovación. Sin embargo, en San Juan la cultura prospera en sus calles pintadas de múltiples colores vibrantes, en sus playas hermosas y también en sus nuevas propuestas que invitan a los extranjeros a visitar la isla y enamorarse de ella una vez más.

El turismo ha sido de gran ayuda durante el proceso de recuperación, ya que los daños que el huracán causó están valuados en más de ochenta mil millones de dólares y el dinero proveniente de aquellos que visitan la isla se ha convertido en un importante elemento de la economía de la ciudad. Gracias a ello, hoy en día los edificios reconstruidos y pintados en tonos pastel, así como las extraordinarias plazas y tiendas de San Juan reciben a los ciudadanos y a los extranjeros de la manera más cálida y hacen de este lugar uno de los mejores para visitar durante las vacaciones.

Una de las características más atractivas de San Juan es que recorrerla es como sumergirse en un museo al aire libre, lleno de atracciones emocionantes, lugares para comprar, deliciosos restaurantes, mucha cultura y una vibrante vida nocturna. Para todos los que aprecian el diseño, las construcciones de esta ciudad hacen honor a la arquitectura renacentista de España y ofrecen patios y rincones con un encanto mágico.

Asimismo, los hoteles y otros negocios se encuentran recuperando su éxito debido a que han tomado el evento catastrófico como un motivo para ser más fuertes y dar lo mejor de sí. Esto los ha llevado a realizar espectaculares ofertas y actividades que no existían antes.

Entre lo más nuevo está Loíza, una emblemática calle que se ha convertido en un centro gastronómico y cultural que da energía a la ciudad y en el que los comerciantes están comprometidos con la comunidad, por lo que combinan sus habilidades para ayudar a Puerto Rico. También, uno de los factores que favoreció la economía del país fue el éxito de la comida local; entre los restaurantes más nuevos no te puedes perder Mario Pagan, Bottles, Santaella, Sabrina y Azucena.

Puerto Rico no te defraudará, sino te reafirmará que, muchas veces, cuando suceden cosas difíciles, es importante seguir adelante y ser más fuerte que nunca.

Escrito por Rebeca Penhos