Santamarea Swimwear, la marca mexicana de trajes de baño que tienes que conocer

Te compartimos todos los detalles de Santamarea Swimwear, la marca mexicana de trajes de baño premium con inspiración étnica que cree en un estilo de vida saludable y respetuoso con el medio ambiente

Santamarea Swimwear, la marca mexicana de trajes de baño que tienes que conocer - portada Santamarea Swimwear. La marca mexicana de trajes de baño que definitivamente tienes que conocer.

Santamarea Swimwear es la marca mexicana con inspiración étnica que ofrece increíbles y originales trajes de baño premium. Cada pieza es una declaración de amor al verano vigente todo el año, con una mezcla de colores y detalles única. Santamarea está en constante creación y evolución para marcar tendencias que toman en cuenta las necesidades de las mujeres actuales.

Fernanda Luengo es la diseñadora, orgullosamente mexicana, creadora de esta extraordinaria marca. Una mujer que permanece en busca de nuevas experiencias, viajes, ideas, maravillas, estilos diferentes, tradiciones y distintas culturas. De ahí proviene toda la inspiración para sus diseños.

Cada pieza está hecha con las mejores telas y un inmenso amor hacia las clientas. Santamarea cree que es todo un privilegio fabricar prendas que las hagan sentir vivas y bonitas, a través increíbles diseños, mientras toman el sol.

“Diseño para mujeres reales a las que les gusta cuidarse y sentirse bien consigo mismas. Para mí, es importante hacerlas sentir sexy, cómodas y únicas todo el tiempo. Siempre con respeto a su esencia real y procuro ayudarles a sacar provecho de sus curvas naturales”, afirma Fernanda Luengo.

Ahora, podrás encontrar algunos de sus hermosos diseños en HOTBOOK Bazar Online. ¡Aprovecha y no dejes de conocerlos! Te compartimos una muestra de esta increíble marca.

Luana Strapless Naia

Aloha Halter Galiana

Kanoa Trikini Fabiana

Waves Bicolor One Piece Aqua/Rojo

 

Luana Sport Malia

Kanoa Classic Atanea

Kukui Trikini Kiana

P. santamareaswim.com/es

IG. @santamarea-swimwear

Escrito por Almudena Cerezo