La costa del Pacífico mexicano es reconocida por tener hermosas costas y específiamente en Bahía de Banderas, Nayarit, se encuentran algunas de nuestras favoritas, las playas paradisíacas mejor guardadas de la región.

Sayulita, conocida por ser un destino ideal para los amantes del surf, fue recientemente nombrada Pueblo Mágico de México. Su ambiente único se caracteriza por recibir una gran cantidad de turistas europeos, norteamericanos y sudamericanos. Sus calles empedradas se llenan de color debido a la gran influencia de la etnia que habita Nayarit desde tiempos prehispánicos: los huicholes. Los colores, la comida, el surf y la población cosmopolita logran un ambiente mágico difícil de comparar con otros pueblos de México.

Las propuestas gastronómicas de Sayulita son famosas, especialmente por la frescura y sabor de los mariscos de la costa y casi todos sus platillos tienen influencia de las culturas que las visitan constantemente. Durante la estancia recomendamos ir a los tacos El Itacate, los favoritos de la zona. La mayoría de las veces hay mucha gente esperando una mesa, pero vale la pena formarte para pedir un itacate de camarón, que es un delicioso burrito de camarón envuelto en chicharrón de queso.

03-min

Para cenar, el restaurante Don Pedro’s tiene una de las mejores vistas a la bahía y una excelente propuesta culinaria. De entrada recomendamos el pastel de cangrejo acompañado de lechugas orgánicas mixtas o una docena de ostiones frescos; como plato principal, el rissotto con corazón de alcachofa y flor de calabaza.

El restaurante-bar Palmar Trapiche es una buena opción para tomar una copa en la noche. Es un lugar que se encuentra aislado del resto de los restaurantes y bares, por lo que es ideal para pasar una noche tranquila probando su menú de cervezas artesanales y escuchando buena música.

Además de ser un excelente spot para surfistas, ya sean principiantes o expertos, los alrededores de Sayulita cuentan con una infinidad de actividades para los turistas.

05-min

A los amantes del golf les recomendamos el campo del Four Seasons, Pacifico Golf Course, uno de los mejores campos del mundo. Otra opción para los que buscan relajarse durante el fin de semana es acudir a las clases de yoga de Hotelito Los Sueños, un hotel creado específicamente para ofrecer la mejor experiencia de yoga.

Si lo que quieres es tener una experiencia con actividades más extremas, se puede tomar un tour a las islas Marietas, saliendo desde Sayulita. Al ser un refugio ecológico protegido por el gobierno, actualmente se encuentran cerradas debido a la cantidad de turistas que recibía, sin embargo, todavía puedes visitar algunas playas de arena blanca y agua cristalina. Por otro lado, el agua permite ver con claridad hasta 10 metros de profundidad, por lo que es perfecta para esnorquelear en los arrecifes.

Bahía de Banderas es también un buen lugar para los amantes de la naturaleza y, especialmente, de las aves. Esta región es hogar de poco más de 300 especies de aves y los tours de observación de aves son muy populares, no solo en el área de Sayulita, sino también en los pueblos de San Pancho y de San Blas.

El agua permite ver hasta 10 metros de profundidad, por lo que es perfecta para esnorquelear en los arrecifes.

Playas

Lo bueno de pasar un fin de semana en Sayulita es que la Riviera Nayarit está llena de playas hermosas, cada una diferente de la otra. Algunas a tan sólo 15 minutos en coche y otras un poco más lejanas, pero todas valen la pena para ser visitadas.

Una de ellas es la playa de San Pancho, un pequeño pueblo de no más de 2,000 habitantes, ubicado a solo 15 minutos de Sayulita. San Pancho es reconocido por ser un gran destino surfista y, según los locales, por ofrecer cada día los mejores atardeceres del Pacífico. Para pasar una tarde diferente, puedes llegar a comer en el restaurante Barracuda, después pasar a la playa para ver el atardecer y, por último, terminar el día en el bar Darjeeling, cenando una pizza al horno y tomando una copa.

Otra opción es visitar la playa de Malpaso que se encuentra al norte de la pequeña bahía de Sayulita. Se trata de una playa solitaria y “secreta”, solo accesible en cuatrimoto, a caballo o caminando 15 minutos desde Sayulita. Muchos de los turistas que llegan a playas mexicanas desean ver una playa virgen lejos de la multitud; esta es la playa perfecta para hacerlo.

01-min

Marcos es un pueblo de 1,560 habitantes, menos turístico que Sayulita y San Pancho, pero con toda la esencia de un pueblo mexicano pintoresco y tropical. Al final de sus calles se observa el mar, con muy pocas olas y agua cristalina, perfecto para nadar con tranquilidad. Es un buen lugar para pasar el día conociendo un auténtico pueblo de Nayarit y comiendo pescado zarandeado en las palapas.

Pasar una tarde en las playas de Punta Mita es un must para los que buscan comer en restaurantes altamente calificados. Para pasar la tarde en la playa recomendamos la terraza y camastros del restaurante Tuna Blanca; más tarde podrás trasladarte al restaurante y probar el menú del chef Thierry Blouet, quien trabaja con los mejores productos orgánicos y frescos de la región.

Hospedaje

Siete Lunas es un hotel boutique que se encuentra sobre la montaña, al sur de la bahía de Sayulita. Cuenta con siete habitaciones, todas rodeadas de selva y con una vista espectacular al mar. Es el lugar perfecto para relajarte y descansar del estrés cotidiano. Las habitaciones son tipo cabañas, con techos de palapa y grandes ventanales que crean en el huésped una sensación de conexión con la naturaleza y, al mismo tiempo, debido a su ubicación y a que están rodeadas de vegetación, permiten aislarse totalmente del resto del hotel.

Las áreas comunes que son el comedor, la sala de estar, la alberca y el bar, se encuentran en la parte superior del establecimiento y cuentan con una vista privilegiada, pues se puede ver la playa de Sayulita, la de Malpaso y un poco más lejana la de San Pancho.

02-min

Por las mañanas, Siete Lunas ofrece un menú de desayuno para los huéspedes que cambia cada día. Los exquisitos platillos típicos del desayuno mexicano se complementan a la perfección con tortillas recién hechas a mano.

El pueblo de Sayulita se encuentra a 15 minutos caminando o, si lo deseas, puedes alquilar un carrito de golf para facilitar tu movilidad. Para hacer de tu estancia una experiencia más especial, también puedes reservar a tu propio chef y masajista privado que estarán a tu disposición en todo momento.

Hospedarte en Siete Lunas es la mejor opción para un fin de semana de regeneración y total relajación en un espacio inigualable, libre de todo estrés y en un constante contacto con la naturaleza.


GUÍA SAYULITA

mapita

CÓMO LLEGAR

Por tierra

Tomar la carretera costera número 200 que conduce de Puerto Vallarta a Tepic. A unos 80 kilómetros está la desviación que lleva a Sayulita.

Por aire

Volar al aeropuerto internacional de Puerto Vallarta. De ahí, puedes tomar un taxi personal, uno colectivo o un camión hacia Sayulita.

 

DÓNDE DORMIR

Siete Lunas

D. Camino sin nombre (Camino a Playa de los Muertos) 714, 3a Sección, Sayulita

T. 01 (329) 298 8557

www.sietelunas.mx

 

DÓNDE COMER

Don Pedro’s

D. Calle Marlin 2, Sayulita

T. 01 (329) 291 3090

www.donpedros.com

El Itacate

D. Calle José Mariscal, 8a Sección, Sayulita.

Tuna Blanca

D. Av. El Anclote S/N, Punta de Mita.

T. (329) 291 5414

www.tunablanca.com

Barracuda

D. Avenida Tercer Mundo, esquina calle México, San Pancho.

T. (322) 151 635

La Rústica

D. Av. Revolución 110, Sayulita.

T. (322) 100 7379

 

RECOMENDACIONES

  • Recomendamos llegar a Sayulita con efectivo en la mano, ya que la mayoría de los locales y restaurantes no aceptan tarjeta. De igual forma, no hay cajeros automáticos de bancos mexicanos, por lo que cobran una tarifa cada vez que retiras dinero.
  • La vegetación que rodea Sayulita y sus alrededores es una selva baja caducifolia, con un clima muy húmedo y caluroso. Es muy importante llevar en todo momento repelente para mosquitos y bloqueador.
  • Pregunta a los locales por los mejores pueblos y playas de los alrededores; ellos siempre tienen los mejores tips para viajar.
  • Los taxis del aeropuerto cobran una tarifa muy alta que normalmente aplican a los extranjeros. Es muy fácil bajarles el precio diciendo que son mexicanos.