Pedro Friedeberg, artista mexicano nacido en Italia y de ascendencia alemana, es uno de los personajes con mayor tradición y reconocimiento en la industria del arte en México. Se le conoce principalmente por su trabajo surrealista, aunque él mismo no se considera un artista de este movimiento, pues cree que todo buen arte tiene una parte surrealista. En realidad, su arte es difícil de catalogar, pero es fácilmente identificable y digno de admirar.

Sus obras usualmente se componen de patrones y secuencias, en las que destacan los colores brillantes, los símbolos antiguos y la geometría sagrada. Es un estilo soñador, pero estructurado al mismo tiempo, también considerado inusual y un tanto ecléctico. Esa expresión tan característica de sus piezas es la que ahora está impresa en las nuevas botellas edición limitada de Tequila 1800 Milenio.

Foto cortesía de Cuervo

El enfoque de la colaboración entre Friedeberg y la reconocida marca de tequila se basa en los primeros encuentros del artista con la arquitectura, disciplina que estudió en sus años universitarios. Es por esto que las composiciones están inspiradas en distintos lugares, edificios, palacios y paisajes, creando una ilusión óptica muy llamativa por medio de la repetición.

Lo interesante es que el diseño de la botella refleja perfectamente la personalidad del artista, pues tiene una faceta muy clásica y distinguida que se complementa con creatividad, ingenio y un toque inesperado.

Foto cortesía de Cuervo

No cabe duda de que Friedeberg y Tequila 1800 hicieron un perfect match, pues ambos comparten el amor por México y la magia que nace de sus tierras. Ahora, el tequila producto de la mejor selección de agave y elaborado de manera artesanal, encuentra su lugar dentro de una botella que es fruto del magnífico patrimonio artístico de nuestro país. Es un sabor extraordinario, resguardado dentro de una obra de arte.

La elaboración de esta botella no solo incorpora la trayectoria de Friedeberg, sino también rinde tributo a México y a todo lo que representa. Es por ello que los amantes, tanto del tequila como del arte, cuentan con esta extraordinaria ocasión para incorporar esta edición única de Tequila 1800 Milenio al bar de su casa.

Foto cortesía de Cuervo

FACTS

  • Únicamente se fabricaron 550 botellas de la edición limitada de Tequila 1800 Milenio y Pedro Friedeberg.
  • Además de sus pinturas, Friedeberg es conocido por su silla en forma de mano.
  • El artista ha sido galardonado en la Bienal de Córdoba, Argentina, en la Exhibición Solar de la Ciudad de México y, recientemente, también recibió la Medalla de las Bellas Artes otorgada por el Instituto Nacional de Bellas Artes.
  • Las obras de Friedeberg forman parte de la colección de importantes museos internacionales como el MoMA en Nueva York, el Louvre en París y los museos de arte contemporáneo en Chicago y Nueva Orleans.