El VIH podría curarse mediante el trasplante de células madre - VIH portada

 

Un nuevo estudio por parte de los científicos del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Barcelona y el Hospital Gregorio Marañón de Madrid señala que el trasplante de células madre podría erradicar el VIH. El descubrimiento fue anunciado en la revista médica Annals of Internal Medicine, publicada por el American College of Physicians (ACP).

La investigación confirma que seis pacientes infectados con esta enfermedad lograron eliminar el virus de su sangre y de sus tejidos después de haber sido sometidos a un trasplante de células madre. Además, uno de ellos no presenta anticuerpos contra el virus, lo que sugiere que fue eliminado de todo su organismo.

El VIH es un virus muy difícil de erradicar debido a que tiene la habilidad de “esconderse en el cuerpo y permanecer latente. Las personas infectadas con esta enfermedad deben tomar tratamientos antirretrovirales de por vida, pues les ayudan a controlar el virus, aunque este no desaparece del organismo y puede resurgir.

En el 2008, Timothy Brown, también conocido como el Paciente de Berlín, logró librarse del VIH tras un trasplante de médula que originalmente le hicieron para tratar la leucemia que también padecía. Este hecho dio pie al análisis del impacto que los trasplantes de células madre pueden tener en una persona con VIH.

De ahí surgió este nuevo estudio que se llevó a cabo en España. De acuerdo con los investigadores, algunos factores clave para la desaparición del virus fueron la procedencia de las células madre -de cordón umbilical o médula ósea- y el tiempo transcurrido para lograr el reemplazo de células, ya que, según José Luis Díez, jefe de Hematología del Hospital Gregorio Marañón y uno de los líderes de la investigación, “cuanto más corto es ese plazo, más efectiva es la reducción del reservorio”.

El VIH podría curarse mediante el trasplante de células madre - vih202-jpg

afew.org

Los investigadores coinciden en que todavía es muy pronto para hablar de un tratamiento basado completamente en el trasplante de células madre, ya que el estudio fue hecho en una muestra pequeña y no es replicable en toda la población con VIH. Además, según María Salgado, investigadora de IrsiCaixa, “este hecho podría ser una prueba de que el VIH ya no está en su sangre, pero esto solo se puede confirmar parando el tratamiento y comprobando si el virus reaparece o no”.

Sin embargo, no hay duda de que este descubrimiento ayudará a idear nuevos tratamientos para curar el VIH que, además, sean menos invasivos para los pacientes.

Texto por Sofía Gutiérrez