Por ser un estado mágico, con características únicas gracias a su gente, sus paisajes, montañas, exquisitos platillos y variados mercados, Oaxaca, conocida como tierra de artesanías y de bailes sagrados, es un destino imprescindible para cualquier viajero.

Una montaña cercana a la playa Mazunte alberga el inigualable hotel Zoa. Con una arquitectura mexicana contemporánea y un ambiente relajado, convive en completa armonía con la naturaleza que lo rodea, además de contar con vistas espectaculares hacia el océano Pacífico.

Para disfrutar de su ambiente exclusivo, el hotel está conformado por cinco cabañas con terraza y jardín privados. Además, su restaurante Amarte Mar, donde practican los principios del comercio justo, ofrece deliciosas preparaciones con ingredientes característicos de la región, para deleitar hasta el paladar más exigente.

La playa privada con una cueva al fondo es ideal para nadar y esnorquelear. Además, la alberca –siempre temperada a 23 grados–, el lounge con gran variedad de juegos de mesa, las hamacas, el mirador, el rincón de lectura y el asoleadero con seis camastros disponibles, componen un espacio inolvidable que invita a la relajación absoluta, para que los huéspedes se encuentren a placer.

Uno de los rasgos distintivos de Zoa es la extensa variedad de actividades que ofrece, tanto en sus instalaciones como en los alrededores, que van desde propuestas turísticas y ecológicas, hasta las más relajantes y recreativas.

Empezando, por ejemplo con el Foro d.Lirium, situado entre los frondosos árboles de la montaña. Un espacio único en su tipo, que de día es un excelente lugar para tomar el sol, por la noche se transforma en un cálido foro donde se puede disfrutar de cine al aire libre, acompañado de una copa de vino y deliciosas palomitas. Aquí también organizan eventos como exposiciones de arte o pequeñas recepciones.

Sumado a esto, el huerto del que provienen los ingredientes que el chef utiliza en el restaurante se puede visitar durante el día y así apreciar las técnicas de cultivo de los frutos de temporada como papaya, nopal, pepino, albahaca y lechuga, entre otros.

Igualmente, para los amantes del bienestar físico y mental, se ofrecen clases de yoga al aire libre, con instructores expertos en la práctica y disponibles con previa cita.

Por si fuera poco, Zoa ofrece varios masajes creados especialmente para proporcionar un profundo estado de bienestar. Según se desee, los hay de piedras calientes, relajantes y equilibrantes, masajes estilo tailandés, además de terapias linfáticas, masaje de pies y faciales exfoliantes.

Si te apetece explorar las maravillas que rodean al hotel, puedes aprovechar alguno de sus paseos ecológicos por los humedales costeros con gran diversidad tanto de flora como de fauna. Se puede elegir entre ir a un recorrido por el bosque, avistar ballenas, liberar tortugas cuando es temporada, visitar manglares, pueblos tradicionales y conocer la zona cafetalera.

Si quieres sumergirte en las cálidas aguas del mar para conocer las maravillas que en él se ocultan, incluidos cardúmenes de peces, tortugas marinas y arrecifes coralinos, como servicio externo al hotel, y dependiendo de la disponibilidad, puedes salir a bucear en grupo en tours privados desde Huatulco o Puerto Escondido.

Como servicio exclusivo para sus huéspedes, Zoa ofrece paseos en yate en los que se pueden llevar a cabo celebraciones de distintos tipos, con la ayuda del proveedor y del staff, para una ocupación mínima de ocho personas.

Del mismo modo, cuando prefieras recorrer los alrededores por tu propia cuenta, te sugerimos visitar la Playa San Agustinillo, a la que valdría la pena llevar una body board o una tabla de surf, así como visitar el clásico spot Punta Cometa y el Centro Mexicano de la Tortuga.

También puedes pasar por La Ventanilla, situada a pocos kilómetros de Mazunte, con una laguna lista para ser explorada en canoa, un manglar con cocodrilos y una playa tortuguera, cuyo mejor horario para recorrer es hacia el final de la tarde.

Zoa siempre es una gran opción para hospedarte, aislarte de la cotidianidad y disfrutar de tus vacaciones adentrándote en la fastuosa naturaleza y el precioso azul del océano Pacífico.

Cerrada del Museo de la Tortuga, Mazunte
55 5290 2288
www.zoahotel.com